Cómo decirle a mi pareja que me quiero divorciar

¿Qué pasará cuando le diga a mi pareja que me quiero divorciar?

Es una pregunta frecuente, que no tiene una respuesta concreta, pero lo que sí podemos es preparar todo lo necesario para que, desde el principio, nuestros clientes padezcan en la menor medida posible la incertidumbre que provoca.

Lo más conveniente es tener previstas, no ya las reacciones de nuestra pareja –que también podrán sorprendernos-, sino las nuestras.

Quizá porque no nos gustan las sorpresas desagradables, preferimos preparar cada caso de la manera más rigurosa posible, y desaconsejamos eso de “soltar la bomba” y decirle a tu pareja “hasta aquí hemos llegado” sin tener previsto nada de lo que va a acontecer después, porque de esa forma, es muy posible que su reacción sea la que guíe el camino y tendremos que ir actuando función de lo que nos marque.

En Alonso y Tinoco preferimos abordar con nuestros clientes la mejor forma de llevar todo el proceso desde el principio hasta incluso después de la sentencia, bien sea de mutuo acuerdo o tras un proceso judicial contencioso.

Para ello, es conveniente conocer el caso en profundidad, conectando con nuestros clientes para conocer su vida familiar y, con nuestra experiencia y conocimientos técnicos, elegir el mejor camino entre las diferentes opciones que se presenten.

Pero claro, quizá lo más difícil es el comienzo: ¿cómo se lo digo? Esto dependerá de muchas circunstancias; no es lo mismo si intuimos la existencia de violencia de género, que si tenemos delante una pareja en la que el diálogo ha estado siempre presente. Decidir qué acciones son las más convenientes, y actuar en un sentido u otro, forma parte de la cultura que tenemos en Alonso y Tinoco Abogados de Familia de considerar cada caso de manera diferente y cada cliente como único e irrepetible.

Unido a lo anterior, muchas veces también nos suelen preguntar “pero una vez se lo diga, ¿cómo vamos a seguir viviendo bajo el mismo techo?”, “¿cuándo me tengo que marchar?” o “¿cuándo se va a marchar de casa?”

Para esto tampoco hay una respuesta concreta. Solemos decir a nuestros clientes que la decisión de poner fin a una convivencia no lleva anudada una consecuencia jurídica inmediata y automática. El domicilio de una persona no cambia en un segundo por el deseo de otra, de manera que lo más importante es tener una hoja de ruta previsora y realista de los pasos que se van a ir dando.

En Alonso y Tinoco estamos a tu disposición en nuestro despacho para ofrecerte nuestra especialización como Abogados de Familia en Badajoz.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

Por favor, comparte el artículo