Diferencias entre Separación o Divorcio

Es muy frecuente que las primeras cuestiones que nos planteen los clientes sea que les expliquemos la diferencia entre separación y divorcio.

Vamos a hacer un poquito de historia.
 

En 1981 se promulga la primera la ley del divorcio tras la vigencia de la Constitución de 1978, ya no lo recordamos pero fue una ley que generó muchísima polémica, y era una ley que tenía en cuenta la situación social de España en ese momento. En esa ley se establecía una serie de causas para poder acceder a la separación y otras para acceder al divorcio. De ahí extraemos dos primeras conclusiones: que no podíamos elegir entre separación o divorcio y que teníamos que tener una causa para ello, es decir debatir y probar en el juzgado la mayoría de las veces cuestiones que ahora las consideramos íntimas y privadas y que derivaba en que los procedimientos de separación fueran batallas que alejaban cualquier atisbo de buen entendimiento.

 

En 2005 se modifica la regulación de la separación y divorcio, elimina la necesidad de justificar una causa, de manera que podemos optar entre uno y otro procedimiento. La sociedad ya no exige probar el motivo para cesar la convivencia y deja únicamente la determinación de las medidas derivadas de la ruptura, al control judicial en caso de que no exista acuerdo sobre dichas consecuencias. Solamente se establece un plazo para acceder a la separación y divorcio sin causa, de tres meses desde la celebración de la boda, eso y el hecho de que ya no sea necesario demostrar el  motivo por el que una persona tomaba la decisión de poner fin a su convivencia, en su momento generó la idea del divorcio como una cuestión frívola, la prensa calificó este divorcio como divorcio exprés, aunque la verdad, en Alonso y Tinoco Abogados de Familia en Badajoz, por experiencia podemos afirmar que es tremendamente injusto restar importancia a cualquier crisis familiar y tampoco tiene ninguna trascendencia jurídica el establecimiento de un plazo mayor o menor para optar por el divorcio no causal.

 

Es decir ni para la separación ni para el divorcio, transcurridos tres meses desde la celebración del matrimonio hay que alegar ninguna causa, bastando la voluntad de uno de los cónyuges para poner fin a la convivencia o al matrimonio.

 

La tramitación tanto de la separación como para el divorcio también discurre por los mismos cauces procesales, tanto cuando existe acuerdo con las medidas derivadas del mismo, como si no lo  hay.

 

Entonces, ¿ qué diferencias hay?

Siendo la principal diferencia entre la separación judicial y el divorcio que mediando la separación se continúa estando casado lo que no acontece con el divorcio.

Por lo demás, de cara a los derechos hereditarios la situación de separación o divorcio no varía, pues los derechos del cónyuge viudo parten de una situación de convivencia, que en ambos casos desaparece.

Y en relación con las pensiones de viudedad, hay que reconocer que tras la ley de 1981 las cosas han cambiado muchísimo, incluso a través de las leyes de presupuestos generales del estado que han limitado las pensiones de viudedad para relacionarlas con las pensiones compensatorias, pero en cualquier caso, han cambiado en el mismo sentido para la separación y el divorcio, de forma que tampoco en este ámbito existen diferencias significativas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

25 años de experiencia nos han llevado a ser referencia en el derecho de familia en Extremadura. Ofrecemos soluciones legales con rigor, seguridad y precisión. 

teresa@alonsoytinoco.com

josemanuel@alonsoytinoco.com

924 207 196

© 2019 Alonso y Tinoco S.A.

Web creada por Comviral

Últimas entradas de blog

Custodia compartida con reparto desigual de tiempos y pensiones de alimentos

¿Pero cómo es esto? ¿Cómo que la custodia compartida entre los progenitores no va a ser 50/50 y que cada…

El Convenio Regulador: detallado o flexible. Con cuánto detalle ha de realizarse.

El Convenio Regulador es el documento que plasma los acuerdos que van a regir la vida de una familia después…

¿Se puede perder el derecho de uso de la vivienda familiar si se convive en ella con una nueva pareja?

En esta ocasión nos centraremos en el tema de la posibilidad de vivir con una nueva pareja en la que…
error

Por favor, comparte el artículo