Somos afortunados

  “Teresa, leo siempre todo lo que publicáis en el blog, pero yo tengo ganas de dejar de pensar en el divorcio, estar con mi familia en el campo con unas buenas chuletas, y olvidar todo esto.”

 

Este pensamiento de un buen cliente de nuestro despacho, es el de una persona a la que el divorcio no le impide continuar con su vida, es más, tiene prisa por acabar con todos los trámites y poder pensar en otra cosa: en sus hijos, su familia, su vida en definitiva.

Cierto es que la ruptura familiar supone un acontecimiento de gran trascendencia en la vida de una persona, que implica tener que reorganizarnos por dentro ¡¡con lo que cuesta!!! una vez que estábamos asentados. Ahora bien, debemos superar la idea muy arraigada en nuestra cultura de identificar boda con felicidad y divorcio con tristeza porque no necesariamente se cumple en todos los casos. Evidentemente cuando tomamos la decisión de unirnos a otra persona lo hacemos movidos por la felicidad y el deseo de que dure para siempre y cuando el divorcio se nos presenta como opción, es frecuente albergar sentimientos de fracaso, tristeza, ansiedad…

Nosotros no somos psicólogos, pero sí abogados especializados en derecho de familia, conscientes de que nuestros clientes atraviesan por una situación personal delicada, preocupados por su futuro y por sus hijos, y asumimos la obligación de guiarles y orientarles durante ese proceso para diseñarles su mejor estrategia, compartiendo un camino a veces largo y complicado, presentándoles nuestros conocimientos jurídicos que le ayuden a superar la situación en la mejor forma posible.

Por eso cuando un cliente nos manifiesta que está deseando acabar con su procedimiento para dedicarse a su vida y a su familia, tenemos el convencimiento que ese deseo es el de la superación, el de haber logrado “reinventarse”, de manera que a nosotros nos queda propiciar el broche final a una buena solución jurídica y … a VIVIR!

Felicidades.

10 Comments

  1. Manuel

    Por supuesto que es así, se quiere pasar el mal trago cuanto antes, el problema es la justicia que es muy lenta y es la que causa muchos daños colaterales por tardar tanto estos asuntos tan importantes en la vida de las personas.

    1. Teresa Tinoco

      Muchas gracias por su comentario. Somos conscientes que trabajamos con personas en situaciones delicadas, y que el tiempo para el juzgado corre de forma diferente a la vida real. Un saludo

  2. .

    Felicidades a todos los valientes y campeones que han logrado recuperar su vida tras terminar con el divorcio.

    1. Teresa Tinoco

      No es fácil pasar por un divorcio, por eso nos esforzamos en ofrecer la mejor cobertura legal para facilitar una nueva vida. Gracias por su comentario. Un saludo

  3. -

    Gracias Teresa, por ayudar a tantas personas en estas situaciones desagradables y por conducirlas nuevamente a la felicidad!!

    1. Teresa Tinoco

      Muchísimas gracias por sus palabras. Un saludo

  4. Joaquín Aguilar Rubio

    He leído con satisfacción su blog que da respuesta a la situación tan injusta por la que atraviesa su cliente A.M.P. y no podemos mi familia y yo más que sentir tranquilidad por saber que juridicamente se encuentra e manos de la mejor profesional, UD. Teresa (permítame el tratamiento) , junto con el apoyo total de su Familia y Amigos.
    Gracias una vez más, por el trabajo que su gabinete está realizando con el.
    Un saludo cordial.

    1. Teresa Tinoco

      Muchísimas gracias Joaquín. Ha mencionado usted una palabra muy importante para nosotros, trabajamos para ofrecerles a nuestros clientes tranquilidad, de manera que nos sentimos satisfechos de su percepción. Un saludo

  5. Ana Aguilar Palacios

    Decís en vuestro blog q no sois psicólogos pero estoy convencida que más de un cliente al salir de vuestro gabinete, le habéis ofrecido la terapia que el cliente necesitaba y no sólo a nivel jurídico si no más bien personal.
    Son muchos días, semanas, meses e incluso años de sufrimiento en situaciones que incluso nadie buscaba.
    En esta vida cuando alcanzas una estabilidad a nivel familiar, social, laboral y personal y a veces por motivos ajenos, se produce un desequilibrio en alguno de los ámbitos anteriores te descoloca por completo. Y si tienes la gran suerte de encontrarte con gente que te asesora bien, como es vuestro caso, hacéis que puedan sentirse súper agusto, confiados y relajados ya que se encuentran en las mejores manos.
    Felicidades

    1. Teresa Tinoco

      Muchísimas gracias Ana. Trabajamos con personas que atraviesan situaciones complicadas; la experiencia, el estudio de su asunto concreto y las ganas de hacerlo bien nos llevan a ofrecer a nuestros clientes el análisis que consideramos correcto. Un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

error

Por favor, comparte el artículo